Cómo se Tejió el Cerco que Sacó a Aylwin del Municipio

Suspendido de su cargo de alcalde de Chillán Viejo y también de su militancia política en el Partido Socialista; Felipe Aylwin vive por estos días una compleja situación.

Algunos dudan, incluso, que vuelva al municipio, pues los plazos de la investigación judicial que lleva en su contra la Fiscalía de Chillán por fraude al Fisco, delito por el que el persecutor pidió una pena de cinco años de cárcel y cinco años de inhabilidad para ejercer cargos públicos; se pueden entrecruzar con la resolución que pueda adoptar el Tribunal Electoral Regional (TER) de Ñuble, hasta donde acudieron cinco de los seis concejales de la comuna, para pedir la destitución de Aylwin por notable abandono de deberes y faltas a la probidad administrativa.

Es que en los últimos meses, el cerco en torno al jefe comunal se fue estrechando, y lo que hasta hace un par de años parecía imposible -que abandonara su cargo y fuera investigado y acusado por las irregularidades acontecidas en el municipio chillanvejano-, se está cumpliendo.

Basta recordar cuando en mayo de 2016, el suspendido alcalde, tras ser nominado candidato único de la Nueva Mayoría, dijo que “este alcalde no va a ser formalizado”, lo que generó molestia en la Fiscalía de Biobío, que por medio de su entonces fiscal regional, Julio Contardo, salió a desmentirlo, diciendo “que no descartaban formalizar al alcalde, pues la investigación seguía en curso”.

Luego de cinco años desde que se hiciera la primera denuncia ante la Fiscalía, el persecutor decidió acusar el pasado 27 de octubre tanto al jefe comunal, como a otros ocho funcionarios y ex funcionarios, y una empresaria del transporte. Las penas solicitadas destacan por ser elevadas. Por ejemplo, para el exadministrador municipal, hoy Dideco de la comuna, Ulises Aedo, se solicitó una pena de  25 años de cárcel, 22 años de suspensión total como funcionario público y una sumatoria de 762 UTM por concepto de multa, es decir $36.589.716.

En los últimos meses, y especialmente desde que se creó la Fiscalía Regional de Ñuble, y asumió la fiscal regional Nayalet Mansilla, la causa ha avanzado todo lo que no lo hizo en los años anteriores, cuando estuvo radicada en la Fiscalía de Yumbel. Esta celeridad se debió, además, a que abogados defensores de algunos de los acusados comenzaron a presionar para que el proceso se acelerara, y hoy esté a la espera de la audiencia de preparación de juicio oral. Esto, si el próximo 4 de diciembre el Juzgado de Garantía de Chillán no dice otra cosa, ya que para ese día se fijó una audiencia en la que, a solicitud del

Consejo de Defensa del Estado (CDE), se debatirá la posibilidad de reabrir el plazo de investigación judicial relativo al caso de fraude al Fisco que se investiga al interior de la Municipalidad de Chillán Viejo y que se relaciona con la pérdida contable de $80 millones en 2011, presumiblemente, en favor de financiar campañas electorales municipales. La solicitud es rebatida por los abogados de los acusados, quienes esperan que no sea acogida, pues el plazo de investigación ya se cerró.

Mea culpa de concejales

Desde la arista política, si bien durante los últimos años algunos concejales habían recurrido a Contraloría en innumerables oportunidades para denunciar irregularidades en el municipio de Chillán Viejo, nunca lograron ponerse de acuerdo para acusar al alcalde por notable abandono de deberes.

Eso, hasta mayo pasado, cuando cinco de los seis concejales (solo Nelson Ferrada, del PS, se restó), votaron recurrir al Tribunal Electoral Regional para solicitar la destitución del alcalde Aylwin, en virtud de una resolución de Contraloría del 12 de febrero que aconsejaba la medida; y que recién llegó a manos de los ediles el 8 de mayo. En aquel momento, los concejales hicieron un mea culpa por dejar que la situación al interior del municipio chillanvejano llegara tan lejos.

Los ojos de la comunidad también están puestos sobre ellos, ya que su principal misión es fiscalizar los actos del alcalde. En ese marco, el pasado 3 de julio los ediles Jorge Del Pozo (PR), Patricio San Martín (PR), Susana Martínez (RN) y Pablo Pérez (PPD) votaron a favor de destituir al administrador municipal, Ulises Aedo, quien fue trasladado por el alcalde Aylwin a la Dideco, efectuando un enroque con Carol Lagos.

El requerimiento ante el TER Ñuble ingresó finalmente el pasado 2 de octubre, y se encuentra en pleno proceso. 

Pugna por la alcaldía

Mañana lunes asumirá como alcaldesa subrogante la administradora municipal, Carol Lagos (PPD). Se mantendrá en funciones mientras continúe la suspensión del alcalde, no obstante, si transcurren más de 45 días (que es lo más probable, por los tiempos de la causa penal); será el Concejo el que decida entre sus integrantes, quién asumirá a partir de ese momento.

La pugna política por quedarse con el sillón edilicio, aunque sea por un plazo corto, está desatada. Según el concejal Jorge Del Pozo, existe un acuerdo político con al menos dos concejales, lo que le daría la alcaldía, ya que ante un empate, se impone quien obtuvo más votación popular.

Sin embargo, desde el PS, la concejala Alejandra Martínez también quiere asumir el desafío.

A esto hay que agregar los movimientos a nivel nacional que están efectuando los partidos, y los apoyos parlamentarios. Estos últimos serán decisivos a la hora de zanjar quién reemplazará a Felipe Aylwin a partir del día 46.

Fuente: http://www.ladiscusion.cl

 

 

 

Nuestros Locutores

Manuel Cortés
Recordar es Volver a Vivir
Lunes a Domingo a las 10:00 hrs.
Jorge Godoy
Rincón Criollo
Lunes a Sábado a las 12:30 hrs.
Addy Illanes
Bajo el Cielo de México
Lunes a Viernes a las 14 hrs.
Rodrigo Gutiérrez
Música del Recuerdo
Lunes a Viernes a las 16 hrs.
Samantha Caldera
Hora Otaku
Miércoles a las 17 hrs.
Centro Cult. Instinto
Rompiendo Frecuencia
Martes a las 18 hrs.
Ariela Echeverría
Por Amor al Rock
Viernes a las 19 hrs.
Werner Cárcamo
Espacio Deportivo
Lunes y Viernes a las 20:00 hrs.
Victor Oliva
Comunidad Mix
Sábado a las 21 hrs.
Jorge Godoy
Domingo en Familia
Domingo a las 13:00 hrs.
000webhost logo